25 de mayo de 2007

Alatriste-Alfaguara-Saramago- El periplo del plagio

 
1. Premiación de "El cuento triste" en la librería "Un lugar de la mancha", con la presencia de Sealtiel Alatriste. (1997)
2.  Contacto con Laura Lara de Editorial Alfaguara durante el brindis de la premiación (1997)
3. Entrega de mi obra a Editorial Alfaguara dirigida por Sealtiel Alatriste. (1997)
4. Como cónsul de México en Barcelona, Sealtiel Alatriste tiene estrecho contacto y cercanía física con José Saramago. (2003)
5. José Saramago recibe de Alatriste mi obra y desarrolla su novela. (2003-2005).



La Editorial Alfaguara y todo el Grupo Santillana tendría también que hacer una revisión sobre sus directivos en la historia y sus métodos de recepción de obras para su evaluación, así como del destino de las mismas, muchas de ellas con sorprendentes mutaciones entre los autores originales discriminados y los firmantes.

Ver más

6 comentarios:

Carimy dijo...

Hola!

Leí tu comment, que es el post más reciente de tu blog.

A decir verdad no tengo idea alguna sobre los organizadores del concurso de caza de letras, en realidad postee sobre él por que me entusiasmó mucho la sóla idea del proyecto y el saber que Alberto Chimal sería parte del jurado.

Después de lo que estás pasando entiendo tu preocupación respecto al concurso, considerando tu experiencia y la participación directa de Sealtiel Alatriste y por lo mismo me siento con el deber de explicarte que mi post sólo tenía la finalidad de dar a conocer el proyecto, sin conocer la organización ni a quienes lo manejan.

Muchas gracias por tu comment y aquí andamos.

Saludos

Pato dijo...

Mi apoyo amigo!
He leído tu asunto y he posteado sobre el tema en mi blogg, espero que se solucione y ánimo.

Hernán dijo...

Hay leyes y datos, por lo visto, que pueden determinar si hubo plagio o no.

No soy defensor de Saramago ni he leído siquiera una sola de sus obras.

Pero en este caso creo que la distancia entre un cuento y una novela es enorme. Y si uno es capaz de escribir un cuento genial, al menos, podrá escribir muchos buenos cuentos y algunos más geniales.

Tal vez sea más recomendable poner la energía en las obras, ya que, por lo dicho, talento no falta, y continuar con la justicia por donde la justicia anda.

De hecho, que se reconozca la inspiración de una novela sobre un cuento sigue indicando que son tan distintos.

Por decirlo de alguna manera, si cada capítulo es un cuento, una novela es 14, 20 cuentos.

Entiendo la bronca, entiendo. Pero hay que ir hacia adelante, sobre todos, si se tiene con que.

Persio dijo...

¡Adelante en tu lucha!
Hay que desvelar a los farsantes.

Un saludo

Anónimo dijo...

¿Para quien trabajan los cazadores de letras?

Teófilo Huerta Moreno dijo...

¿Para quién trabajan? Pues para beneficio propio y de los escritores "afamados".